Doce puntos

Posted on Actualizado enn

Verdades descubiertas después de graduarme:

UNO- No me gusta trabajar con mujeres. No es que sea sexista, hay mujeres muy brillantes con quienes me gusta trabajar, pero en general, puedo decir que mi experiencia con las mujeres que he tratado hasta ahora en ambientes laborales han sido  bastante negativa.

DOS- Esa niña tiene la edad que yo tenía cuando me decidí que yo no le entregaría mi virginidad a nadie.

TRES- En la Feria eligen los autores que se presentan basados en el número de referencias positivas o comerciales, y no en la calidad literaria de sus obras. Tienen demasiados prejuicios.

CUATRO- Sigo recordando al tipo de pelo largo que trabaja en el local donde sacan copias. Lo recuerdo frecuentemente porque usa un recorte de una sonrisa encima de su boca, como burlándose de esa frase de “atender al cliente con una sonrisa en la boca”.

CINCO-Honestamente creo que el mundo puede mejorar, que puede cambiar, pero cuando veo a mi alrededor, a pesar de los esfuerzos, es inútil sin la voluntad de los demás.

SEIS- Yo no entiendo a la gente que persigue la felicidad. A mí me gusta sufrir en dosis controladas, pero siempre sufrir.

SIETE- Busco lo que me refleja, lo que es como yo. Egoísmo clandestino.

OCHO- El teléfono es una amenaza, la puerta, el sonido.

NUEVE- Armada la democracia de conciencias vivas.

DIEZ-Cada uno lleva en el rostro los residuos de este mundo podrido.

ONCE- Los infantes miran fijamente con sorpresa, mirando fijamente mi rostro, en mi rostro  encuentran algo inusitado.

DOCE- Cada ser humano es el orgasmo de algún infeliz.

Anuncios

4 comentarios sobre “Doce puntos

    Ángel Castel escribió:
    abril 7, 2009 en 6:20 pm

    Simplemente hermosos Frida, incluso existen más elementos que nombrar una vez fuera del microcosmos universitario, o ya de salida; pasar y escuchar que los maestros dictan los mismos ejercicios me produce un maldito escalofrío que no se me va a quitar en otros cinco años.

    ÁC.

    pinkflickgirl escribió:
    abril 8, 2009 en 5:34 am

    I’ve never seen the twelve the way you did… and it is absolutly true, very well said.. i need some of your wisdom (for a change), i miss you, i’m hoping too see you soon.

    bridie..me escribió:
    abril 10, 2009 en 1:08 am

    con que la revelación llegará entonces…
    bah, ya se me agotaron las esperanzas.

    Pero es bueno leer las tuyas.

    Abrazo, nostalgia, cariño

    Eduardo escribió:
    abril 18, 2009 en 9:06 am

    Me quedo con los puntos seis y doce: el primero estoy de acuerdo contigo en las bondades del dolor sabiamente dosificado, el segundo porque el leerlo me provocó ese escalofrío -ese “orgasmo intelectual”- que se siente cuando uno se encuentra con un pensamiento profundo, con una verdad incuestionable.

Siéntase libre de comentar, gracias. / Please, feel free to comment below

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s