Otra vez primavera

Posted on Actualizado enn

Equinoccio de gloriosas sustancias,

estancias enteras,

estáticas en un mausoleo de memoriosas florestas que estallan malva y aloque,

llévate lejos las nostalgias que me crecen de repente.

La primera estación

ramas sangrantes de amarillo.

Las lunas encunadas, palomas, tardes quemadas.

Iridescencias gozosas, flamantes, luminarias en la lontananza.

Reverbera música de fondo en mi automóvil inmóvil,

de madrugada,

en medio de la nada

producto de cadencias alcohólicas,

conversaciones paralelas,

carcasas antiguas,

huídas sutiles de hombres estrellas,

salidas llenas de gracia.

Espacios que ya no existen,

calles de asfalto que hierven

al contacto con mi piel,

refresca la madrugada,

camino a tientas

y hago de mi cuerpo un invernadero

para recordar, en la tumba,

los amables perdidos.

Anuncios

Siéntase libre de comentar, gracias. / Please, feel free to comment below

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s