El pórtico

Posted on Actualizado enn

Lo piensa

en la lejanía del portal, el estrato superior arrebolado,

el inferior erguido,

inimaginable, vertical.

Bajo la lluvia sus pasos tambalean ante el suspiro,

una mirada perdida bajo el coral de la diástole.

Desde lejos se escucha escuchándolo.

Sabe que la observa expectante del regreso fantástico, inenarrable, suceso incompleto, frustrado:

La visión efímera de esquivas pecas

cigomáticas, ojos oscuros en la luz azulada de las últimas horas

de la amantía.

Diamantina, arrogante

sin palabras se monta

en una nube que es aire, polvo y cenizas, impulsada con el viento del oriente.

Anuncios

Siéntase libre de comentar, gracias. / Please, feel free to comment below

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s