La sirena de San Francisco

Posted on Actualizado enn

Sirena de asfalto,
canta a mi oído el destino de los delirantes etéreos,
atrapados por la estulticia de las cadencias terrenas,
repelidos por la fortuna,
ensordecidos los trenes de la aurora,
alienados, silenciosos, convalecientes,
orinados y drogados
frente a dos hombres, insignias empañadas.

Cuenta para mí las historias de los locos,
de quienes enumeran las desgracias del comfort,
de los humildes locos,
que a veces, entre las obscenidades,
el viaje alcaloide y los piojos, etrevén
retazos de poesía.

Quienes mecen palabras y miembros
al son de una esperanza adormecida por los excesos,
carnes frenéticas mansas en un ruego monótono sin destino
lamentos en la parte más baja de la ciudad de las Siete Colinas.

Silencio.

Detrás del puente rojo,
sobre lechos de tréboles
las secuoyas olvidan.

Anuncios

Siéntase libre de comentar, gracias. / Please, feel free to comment below

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s