Atropello

Posted on

Perenne descomposición canina

Cadáveres suburbanos en la periferia,
día tras día veo la parábola, el giro en el aire,
un perro sufriente, excitado
que impulsado por las llantas
despega al vuelo atropellado.

Perros tras el celo,
Perros hinchados, putrefactos,
Perros reventados desde entrañas inflamadas de infortunio.

Los ojos expiran en un canto de sirenas con olor a hembra,
a coito, a reproducción otrora posible.

Otros cadáveres,
Cientos.

Del otro lado los vivos esperan su turno
para engendrar una raza condenada
y morir bajo los neumáticos.

La mujer se cubre la boca con las manos.

Anuncios

Siéntase libre de comentar, gracias. / Please, feel free to comment below

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s