Los minutos de la aurora

Posted on Actualizado enn

Amanece tras las colinas

el vidrio en el piso 11 se empaña y paso la mano

para ver el exterior,

como lo hacía cuando de niña

escribía en el vidrio empañado del automóvil.

En la calle Polk los negocios mantienen sus perezosos

escaparates sin luz,

algún loco pasa corriendo a un paso constante

reveladora ropa deportiva se agita con su respiración.

Las nubes viajan hacia el norte,

sube un cabletrain al ritmo de una oruga

mientras en paralelo se desborda

una cascada de luces amarillas.

El sol de repente se asoma perezoso

bosteza cubierto de una sábana que se sonroja.

La luz se crea en el cuarto de repente

y encuentro un hombre dormido.

Al girar mi cabeza,

en un lecho que hemos desecho juntos,

encuentro una imagen apacible que prefiero no disturbar.

IMG_1059.JPG

Anuncios

Siéntase libre de comentar, gracias. / Please, feel free to comment below

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s