poetry outline

Identidad secreta

Posted on Actualizado enn

Escúchame bien,

constelación del norte,

árbol sobre la montaña,

fuego en la madera,

órgano inflamado,

bosque nuboso:

Confieso,

soy

catálogo de vanidad

el suspiro en una tarde repleta de ocupaciones;

Vierto  sin pena

aire salado

en la boca  del sediento,

contraigo los músculos pélvicos

de las puritanas

durante la revisión ginecológica,

involuntaria,

soy aflicción muda,

sin aplacar

soy aguja que punza

entre el dedo y la uña.

Heliolatría

Posted on Actualizado enn

El hombre de  las agujas me mira con unos ojos desconocidos,

aunque en su profunda pupila nada el eco de un fantasma.

Desde el mar de finos zargazos

me mira un dios dorado

sonríe

mientras desnudo descansa

con la quietud de un gato.

La melancolía sin descanso

nubla mi vista.

Querido mío

¿cuántas veces te he llamado en la vigilia?

en el sueño te ausentas

te escondes en los más profundos complejos

donde mi voluntad esta impedida.

Terrible amor,

te aprisiono en mis fantasías

de solitaria amante diurna,

te llevo

en la más oscura de las cavernas

que forma mi deseo.

Los minutos de la aurora

Posted on Actualizado enn

Amanece tras las colinas

el vidrio en el piso 11 se empaña y paso la mano

para ver el exterior,

como lo hacía cuando de niña

escribía en el vidrio empañado del automóvil.

En la calle Polk los negocios mantienen sus perezosos

escaparates sin luz,

algún loco pasa corriendo a un paso constante

reveladora ropa deportiva se agita con su respiración.

Las nubes viajan hacia el norte,

sube un cabletrain al ritmo de una oruga

mientras en paralelo se desborda

una cascada de luces amarillas.

El sol de repente se asoma perezoso

bosteza cubierto de una sábana que se sonroja.

La luz se crea en el cuarto de repente

y encuentro un hombre dormido.

Al girar mi cabeza,

en un lecho que hemos desecho juntos,

encuentro una imagen apacible que prefiero no disturbar.

IMG_1059.JPG

Resguardos desechables

Posted on Actualizado enn

Subo por Van Ness Avenue jadeando,

los cadáveres de paraguas

con las coyunturas rotas sembrados a cada paso,

en ningún otro lugar del mundo he visto tantos abandonos

de sombrillas inútiles,

esqueletos de metal desnudo bajo la lluvia de febrero.

Los paraguas sometidos a un viento que levanta sus brazos hasta romperlos,

viento ancestral pervertido que sopla hacia el sur

entre los edificios de acero, vidrio y cemento,

una batalla perdida para las sombrillas plásticas

por encima de la clase social, diseño o costos,

el viento es justo en su destrucción cotidiana

durante la tormenta en medio de la sequía.

En el sueño, al fuego

Posted on Actualizado enn

Tengo prohibido no desnudarte en mis sueños

ahí puedo hacerte las cosas más indecentes,

imposibles anhelos que el cuerpo imagina placenteros.

————————

Despierto.

Las marañas evanescentes

de las mañanas

apuñalan

mi memoria

porque saben que el lado izquierdo

del cerebro

se ha levantado.

———————-

Dentro de mí una huella impalpable se renueva

cada vez que sofoco mi placer.

Inconsciente,

soy presa de las afecciones

más indecentes,

sensualidad innombrable.

——————————-

En mis sueños te llevo al crematorio,

porque tus ojos solo están en el anverso de mis ojos.

Te miro alrevés a través de una caja que captura

tus lentos pasos

de albatros.

—————————–

Enciendo el fuego de los muertos

para arrojarme a él

como las valquirias.

Cereus blooming

Posted on Actualizado enn

Llevo tus palabras en mi quebranto,

imágenes que se guardaron

en el anverso de mis ojos,

en la memoria de mi olfato.

*

Me persuades con malabares

históricos, ideológicos,

sociales,

cariño mío,

en tu inteligencia residen todas

las bellezas que he encontrado,

me cantas para que no me vaya,

en ti encuentro

un cilicio que me tortura.

*

En silencio dibujo sobre tu dermis

la dimensión de mi deseo.

Me dejas

en equilibrio inestable,

sin armonía

me desdoblo

en dos polos que forman un solo ente.

*

Menguante la luna

despierta

flores que resurgen de la sal,

solo para verte.

22 1

Posted on Actualizado enn

 

IMG_1022.JPGRacconti senza uccelli

un amore

davanti

il cuscino celeste,

pelle selvaggia

in giardino lontano,

mentre fuori

c’è

l’inferno.